26 oct. 2013

"SEGUIMOS LEYENDO, SEGUIMOS SOÑANDO..."

Hace mucho tiempo que no escribo en el blog. Creía que la "vida" de "Leer, ¡qué gran aventura!" se estaba apagando poco a poco. Cuando estaba planificando qué me gustaría hacer este curso (imparto 1º nivel) no me planteé seguir leyendo y trabajando en clase nuestro libro. Quería hacer "otras cosas". De hecho, intenté quitar carteles, dibujos, frases.....que había por la clase para que los nuevos alumnos no tuvieran ninguna referencia. Pero no pude resistirme ante dos "cositas", mejor dicho tres. La primera era el cuadro que nos regaló Uafah, la mamá de Suly, en el que bordó a punto de cruz  lo más representativo de nuestro libro. La segunda era un cartel que hizo Miriam y que lo pusimos en la puerta para que todo el mundo lo viera, y decía: "Leer es otro mundo. Leer es soñar". Y por último, otro cartel que lo hizo el profe Esteban para crearnos un poco de intriga y suspense e invitarnos a entrar en ese mágico mundo creado por él y que tanto gusta a los niños y no tan niños. De hecho, aún están en clase.



"Mis niños mayores de 3ºA" vienen todos los recreos a verme y me contaban que seguían leyendo nuestras historias y que en los equipos que habían formado en su nueva clase, les habían puesto de nombre: "El Pelotón Verde", "La bruja de 2ºA", "Leer puede ser una gran aventura" y "Leer, ¡qué gran aventura!". Estas pequeñas cosas me emocionan. ¡No os podéis imaginar como hablan estos pequeños lectores de estas historias!.
Un día me preguntan: ¿Ya les han contado algo del libro a estos niños?. A lo que yo respondí que no. Se quedaron extrañados, pero no me dijeron nada.
Hasta que una mañana, me pregunta una niña:
- Seño, ¿es verdad que te llaman bruja?. Mi hermano me ha dicho que no eres una bruja, que sólo es un personaje de un cuento que ha escrito el profe Esteban.
Y aquí sigue la historia. 
Leímos en clase "La bruja de 2ºA". Sentimos de todo un poco: Algo de miedo, suspense, risas, etc. Nos lo pasamos muy bien. Sobre todo porque ya se había aclarado ese malentendido de que "la seño es una bruja".


A la semana siguiente, viene a hablar conmigo la mamá de Shayla. Había visitado la página de Facebook que hicimos para promocionar un poco el libro y el fomento a la lectura, y le había gustado mucho. Me dijo que quería comprar el libro para su hija. El día que llevé el ejemplar a clase, se lo dedicamos y cuando se lo entregué, ella me abrazó y me dio las gracias. Le dije que se las tenía que dar a mamá y papá que son los que le habían comprado el libro. Pero ella, muy agradecida cada vez que tenía la oportunidad, me abrazaba......¡Me puso "los pelos de punta"!. ¡Me hizo sentir "especial"!.

Esta semana, se acercaba "la hora del cuento" y me preguntaban qué historia íbamos a leer. La sesión anterior leímos y disfrutamos mucho con "Chivos chivones", pero este viernes me hicieron una sugerencia: ¿Por qué no leemos otra historia de vuestro libro?. Y así lo hicimos.

Les conté por qué se titulaba "Leer puede ser una gran aventura"  antes de acabar la narración, empezaron a aplaudir, primero tímidamente, pero después muy fuerte y todos tenían una amplia sonrisa en la boca (era la primera vez que aplaudían en la sesión de cuentacuentos).


Al leer el párrafo donde se describe al profe Esteban como "un chulito de mucho cuidado", toda la clase se reía a carcajadas. Y no tardaron en descubrir que es valiente, casi un "superhéroe".

Me bombardearon con miles de preguntas: ¿ocurrió aquí, en esta biblioteca, de verdad?, ¿cómo era la palanca?, ¿cómo es el gusano Comelibros?, ¿no teníais miedo?, ¿tú viste el País de la Biblioteca?, ¿cómo "le salió de la cabeza al profe este cuento"?, etc, etc, etc. 

Ellos me pidieron hacer un dibujo. Muchos no lo terminaron. Cuando estén listos, los pondré en otra entrada.

Me decían: ¡Queremos decirle al profe que nos ha encantado su historia!. ¡Es genial!. 

Y muchos de ellos, mientras dibujaban, se levantaban y me decían al oído: "Seño, me gustaría tener el libro" y me daban un beso.

Os enseño el dibujo de Aitor para que veáis cómo los niños demuestran su cariño y agradecimiento por hacerles pasar un buen rato:


Y aún hay más. Kautzar ha conseguido el carnet de la biblioteca de la clase de 1ºA, la socia número uno. Me preguntaron cómo era, les mostré el modelo de la promoción anterior y decidieron hacer un cambio. Pensaron que en la foto deberían aparecer los niños y niñas leyendo nuestro libro favorito. 
¿Adivináis cuál es?. 


Para terminar, os muestro una invitación muy especial y mágica que nos hace Esteban de las Heras a todos los niños y no tan niños. 
Esperamos que os guste.